Industria química

La industria química abarca una amplia gama de procesos, materiales y plantas.Esta gran diversidad exige la adaptación independiente de soluciones selladas.En los procesos químicos refinados, como los reactores, los generadores y las mezcladoras, es importante que no haya sustancias peligrosas que puedan salir de las plantas.En el caso de productos químicos finos y especiales, la temperatura máxima es de + 300 °C, que puede llevar hasta el límite los selladores de elastómetros y plásticos.Además, durante la separación de vapor, los precintos pueden verse afectados por fluctuaciones extremas de la temperatura.Del mismo modo, los materiales sellados deben poder soportar sustancias químicas y presiones especialmente fuertes y a veces incluso tóxicas.Los precintos deberán asegurar que el proceso químico sea compatible con el valor de emisión.Debido a estas condiciones extremas de funcionamiento, los materiales sólidos y resistentes a la corrosión química son esenciales para la industria química.